Aplica la matemática en tu desenvolvimiento laboral

“Así como el ADN está en todas partes, las matemáticas también” es la típica frase utilizada por el profesor José Álvarez, por el cual desciframos que no sólo podemos aplicar las matemáticas como una materia académica sino también como parte de nuestra vida profesional.

Te preguntarás ¿cómo esto es posible, se relaciona la geometría, las adiciones o las sustracciones con tu desenvolvimiento laboral? La respuesta es muy sencilla, si las utilizas de una manera positiva en tu puesto de trabajo, claro que podrás obtener cosas mucho más concretas y favorables mientras las vas aplicando.

Te enseñó cuatro operaciones simples para mejorar tu desempeño laboral y que puedes empezar a ejecutar sin temor a equivocarte. También en tu vida personal y en la familiar, lo importante es afrontar todo lo que venga asumiendo todos los desafíos.

Inicia con la suma, esta operación aritmética utiliza el signo de más (+), siendo el signo que no debes nunca olvidar al trazar lo que quieres alcanzar en tu vida laboral. Sumando retos, agregándole esfuerzos para conseguir lo que quieres y no dejarte llevar por el pesimismo y los obstáculos que te irás encontrando en el camino.

Cada día debes creer en ti como persona, darle mucho más vigor y fuerza a lo que haces y poner en práctica muchos más valores para ser un profesional respetado y admirable. No te detengas, dale más y más, sin importar lo difícil que pueda ser. Recuerda que la familia también es valiosa, no excluyas porque con tú apegos a ellos, puedes encontrar ese respaldo que algún día puedas necesitar si estas en aprietos.

Restar todo lo que no aporta nada relevante a tu vida. Pueda que en algún momento hayas tenido encontronazos con compañeros o con situaciones que no son de tu agrado, que no te dejan avanzar, pero que debes ir apartándolos de tu mente para progresar.

Quítale un poco negativismo a tus quehaceres, para que tu trabajo pueda llenarte de mucha energía. Si convives con gente que resta por su pesimismo y su falta de visión, es hora de rodearte con gente que de verdad tengas las intenciones de ser prospera y que busca surgir.

Aumenta las cosas buenas a tu vida y cómo lograr esto… multiplicando cada cosa que haces. Disfruta los buenos momentos que puedes pasar cuando tus habilidades y destrezas rinden frutos. Agregarle mucho amor a tu trabajo, porque de no hacerlo, estarás frustrado y no prosperarás de ninguna manera.

Divide, recuerda que no todo el peso debe ser tuyo, empieza a dividir tus ocupaciones con los demás, todo en conjunto es mejor, así el éxito se va incrementado. Las buenas vibras sobrepasarán el estrés en el que te puedes someter con la carga de trabajo que tienes. Si puedes pedir ayuda ¿por qué no hacerlo? No deje todo para ti, recuerda que tú no estás solo y que hay gente capaz que puede servirte de gran ayuda.

Tu vida es una pequeñita empresa, empieza administrarla bien. Claro puedes ir aplicando la matemática a tu vida e ir desechando lo que no aporta ni un solo beneficio. Sólo recuerda que debes poner en práctica un pensamiento exitoso y no darle ningún espacio al fracaso para ver como mejora la ecuación de tu vida.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes