5 mitos sobre la vagina

En general el tema de la vagina es un tabú inclusive hasta con los hijos, cuando recién empezamos a enseñarle los nombres de la parte del cuerpo con denominaciones como “conejita”, “la cosita”, entre otros. 

Pero en realidad ¿qué es la vagina?. La vagina es el conducto que conecta el útero con el exterior y vulva son los genitales externos, compuesto por los labios mayores, menores y clítoris.

  1. No debes lavar la vagina: La vagina se limpia naturalmente, pero se necesitan los jabones vaginales que controlan el pH y mantienes esto alejado de las bacterias y suciedad diaria. Las duchas vaginales afectan, por ende no debes utilizarlo.
  2. La vagina huele: Si tiene su olor natural, pero no debe ser fuerte, ya que tiene su propio sistema de higiene y flujo que regula los olores. Si padeces esto por mucho tiempo es posible que tengas infección y debes asistir al médico lo más pronto posible.
  3. Los tampones son riesgosos: Muchos comentan que los tampones pueden perderse en la vagina, pero estás equivocada. La vagina no es un conducto sin fin, lleva al útero pero entre ellos está el cérvix que solo está provisto de un pequeño agujero para permitir el paso de la menstruación al exterior y los espermatozoides al interior. Ya sabes, es imposible que un tampón se pierda aunque a veces parezca que está más lejos de donde lo dejamos, porque la vagina cambia de tamaño según su relajación.
  4. El tamaño de la vagina corresponde al tamaño de la mujer: Quienes piensan que el tamaño de la persona va de acuerdo al tamaño de los órganos está mal. Lo cierto es que las mujeres en un estado de relajación se alarga y acorta de 8cm a 14cm.
  5. La vagina es estrecha según su uso: Esto no tiene nada que ver, tampoco depende del tamaño del hombre, todo recae en que los músculos de la vagina se contraen y vuelve a su forma original después de una relación sexual. 

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes