Recupera el deseo sexual


Con el pasar del tiempo, las parejas pueden caer en la rutina o aburrimiento; el cual puede producir un bajón en el apetito sexual, generando que la relación se deteriore porque la intimidad sexual forma parte de la relación en pareja.

Uno de los puntos de partida, es la fase donde el “enamoramiento” ha bajado su intensidad de cómo era al inicio. Esto se debe a que algunas hormonas como la oxitocina bajan radicalmente, debido a que ya estamos acostumbrados a esa persona. La falta de contacto, caricias, besos apasionados, reducen el calor sexual.

Conócete a ti mismo

No puedes generar placer a tu pareja si inicialmente no te conoces a ti mismo (a), descubre cuáles son tus zonas erógenas, y transmítele a tu pareja donde sientes mayor estimulación sexual.

Momentos adversos

Es complicado llevar una vida sexual placentera cuando tu situación sentimental como pareja está en un momento de quiebre. Recuerden que una buena reconciliación termina con una noche de pasión en la cama.

Los bajos niveles de testosterona reducen la libido.

Escapadas placenteras

Revive esos momentos íntimos que hacían muy felices el inicio de la relación, como las citas al cine,  campos abiertos, donde puedan tantearse y juguetear un poco.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes