Una fuente de vodka se convierte en un gran atractivo de Batumi

ETIQUETAS

Una fuente de "chacha", el aguardiente georgiano elaborado en base a la uva, se ha convertido en uno de los mayores atractivos de la ciudad de Batumi, situada en el litoral del mar Negro, a unos 380 kilómetros al oeste de Tiflis.

Durante la temporada turística y sólo en festivos, una fuente construida hace cuatro años cerca del puerto de la ciudad vierte durante diez minutos al día el famoso aguardiente.

A las 19.00 hora local, la chacha sustituye al agua en esa fuente y atrae a cientos de turistas que pueden probar gratis el exquisito vodka georgiano.

"La chacha es el mejor de todos los tipos de vodka", decía de este brebaje el dictador soviético Iosif Stalin, oriundo de la ciudad georgiana de Gori.

El turismo al cálido país caucasiano ha batido todos los récord históricos en los primeros cinco años de este año, según datos de las autoridades georgianas.

Más de 2,1 millones de turistas visitaron el país entre enero y mayo, un 15,3 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Las vecinas Armenia, Azerbaiyán, Turquía y Rusia son los países que más visitantes aportan a Georgia.

El pequeño país del Cáucaso del Sur es de hecho uno de los destinos preferidos por los rusos, pese a la que guerra que enfrentó a Moscú y Tiflis en agosto de 2008 por el control de la separatistas Osetia del Sur.

Los habitantes de Letonia, Italia, Polonia y Francia fueron los europeos que más viajaron a Georgia durante el periodo señalado. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes