Rincones de estudio muy bien resueltos, con diferentes ideas para inspirarte - Foto: Decopeques

Raquel Bellini

¿Sabías que un escritorio desordenado puede ser el responsable por la pierda de 45 minutos de su tiempo de producción o estudio? El descubrimiento lo hizo la empresa consultora Franklin Covey de Brasil. Según los investigadores, el desorden nos afecta mucho, pues aumenta nuestra sensación de ansiedad, desvía la atención, genera la idea de que el trabajo o estudio no está terminado y produce sentimiento de culpa. Además, gastamos más tiempo buscando papeles, libros, útiles escolares y correos electrónicos. Organización y limpieza en el ambiente de estudios solucionarían el problema de manera inmediata.

Basados en estas informaciones, te presentamos sugerencias que, con un poquito de maña, darán un toque personal a tu zona de estudio. ¡A partir de hoy, trabajar y estudiar será un placer!

Publicidad

No acumule papeles sobre la mesa

Elimina los papeles innecesarios y liber espacios. Los papeles y documentos más importantes pueden ser archivados en carpetas etiquetadas. Para dejar todo en perfecta orden, nuestra recomendación es ordenar las carpetas en categorías. Por ejemplo: textos para leer, tareas escolares pendientes. Eso ayudará a que logres identificarlos más fácilmente.

Publicidad

Guarde solo lo que es verdaderamente necesario

Algunas personas crean pasión por algunos objetos que no son tan importantes. Para que descubras si algo es realmente necesario, guarda todos los objetos en una caja en el escritorio y durante un mes, verifique cuantas veces necesitaste abrir la caja para buscar el objeto. Lo que no fue utilizado durante este tiempo debe ser eliminado o donado.

Haga una cita semanal para limpiar el escritorio

En este día, limpie, desempolve y deje todo perfectamente ordenado. Después de eso, no dejarás las cosas tiradas.

Establezca normas

Evite malentendidos y peleas innecesarias con sus padres o colegas que comparten la zona de estudio. Para hacer esto, simplemente deje algunas reglas claras. Ponga estas normas en un lugar visible, por ejemplo, en la puerta del refrigerador. Escriba el horario que necesitará utilizar el ambiente de estudios, y los comportamientos que deben evitarse durante este tiempo.

Detalles

Para facilitar la organización, puede apostar en piezas básicas, como soporte de papel, portalápices, clips y varios otros objetos que faciliten la organización.

Publicidad

Publicidad