EEUU 2014 -  11 de diciembre 2014 - 11:09hs

Tras gran año, las compañías de streaming a la conquista de nuevos mercados

El panorama del pop ha sufrido una transformación radical gracias al streaming, una forma de consumir música en línea ofrecida por empresas como Spotify que ahora se lanzan a conquistar mercados de países emergentes.

Spotify y sus rivales dominaron los titulares musicales en 2014, año en que estas compañías atrajeron muchos nuevos clientes pero también críticas, principalmente de la estrella pop Taylor Swift, reina de los rankings musicales en Estados Unidos y muchos otros países del mundo.

Swift y otros detractores acusan a las empresas que ofrecen el servicio -que permite al usuario acceder sin límites e instantáneamente a una biblioteca gigantesca de música desde la computadora o el teléfono móvil- de compensar pobremente a los artistas y acelerar la muerte del formato largo.

La entrada en juego de los países emergentes, donde las ventas de discos nunca han representado mayores ganancias para los sellos musicales, podría cambiar el debate.

El streaming podría seducir a la creciente clase media de esos países, que nunca tuvo tradición de adquirir discos.

En previsión, Warner Music llegó a un acuerdo el mes pasado con la empresa china Tencent que incluye el streaming, primer pacto de ese estilo hecho por uno de los tres sellos discográficos más grandes del mundo en el país con mayor población.

Una empresa que ha notado los rápidos cambios en los últimos meses ha sido Vuclip, fundada en 2008 y con sede en California, que lidera el sector de videos a la carta en los mercados emergentes.

"Es el 'Lejano Oeste' allá afuera", dijo Nickhil Jakatdar, director general de Vuclip. "Hace año y medio, no había competidores, ahora me despierto todos los días y veo que salió un nuevo competidor", dijo a la AFP.

La principal razón para este boom, dijo, es la posibilidad de acceder a internet desde los teléfonos de forma más rápida y asequible, lo que permite a un consumidor de limitados recursos disfrutar por igual de contenido en su dispositivo móvil.

Vuclip, que dice tener 120 millones de usuarios, ha puesto el énfasis en tener un sistema de cobro sencillo para usuarios no acostumbrados a usar tarjetas de crédito o a comprometerse a un pago mensual.

La empresa, ausente en China, ha registrado un crecimiento significativo en India, Indonesia, Malasia y Tailandia, así como en Egipto, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Uno de los retos en los mercados emergentes son los gustos particulares de entretenimiento.

"El contenido que los consumidores buscan es muy regional por naturaleza. Una persona en India quiere contenido indio, y cada estado tiene su propio mercado", dijo Jakatdar.

En contraste con Asia, los países de América Latina sí comparten ciertos gustos, por lo que empresas como Spotify, Deezer y Rhapsody han formado alianzas comerciales.

Los ingresos por concepto de música digital en América Latina aumentaron un 124% de 2010 a 2013, muy por encima de la media mundial, según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

Spotify ha hecho su entrada en 58 países, mientras que en Asia han aparecido muchas compañías locales.

Ganaa.com, propiedad del grupo de diarios The Times of India, permite a los usuarios acceder a miles de listas de reproducción, escuchar estaciones de radio o disfrutar de las canciones que puntean los rankings que van de música tradicional india a clásica.

India, en vías de superar a Estados Unidos como el segundo país con mayor población conectada a internet, podría ver un crecimiento de su consumo digital de música de 22% anual hasta 2016, según la consultora KPMG.

"Desde que mejoró la velocidad de internet, borré todos los archivos de música de mis aparatos. Nunca se podrá superar la oferta de las empresas de streaming", afirmó Ravish Chawla, un empresario de 28 años en Nueva Delhi.