ATLETISMO 2015 -  15 de diciembre 2015 - 13:44hs

Un año de Panamericanos en el que brillaron Pereira e Ibargüen

El deporte en América tuvo este año en los Juegos Panamericanos de Toronto su punto más alto, y una gran temporada en la que sobresalieron atletas como la colombiana Caterine Ibargüen y el nadador brasileño Thiago Pereira.

Con el Rally Dakar, que comenzó en Argentina y pasó por Chile y Bolivia, comenzó en enero la temporada deportiva en América.

Por séptima vez consecutiva se cumplió la prueba en este continente tras la cancelación de la edición de 2008 en África por amenazas terroristas.

El ganador en coches fue el catarí Nasser Al-Attiyah, en motos el español Marc Coma, en cuatrimotos el polaco Rafal Sonik y en camiones el ruso Ayrat Mardeev.

El 6 de enero, durante la tercera etapa entre San Juan y Chilecito, el piloto polaco Michal Hernik, de 39 años, que competía en motos, murió de hipertermia y deshidratación en el kilómetro 206 de la Cuesta del Miranda, en la provincia argentina de La Rioja.

Con éxito se celebraron los Juegos Panamericanos entre el 10 y el 26 de julio, en Toronto. Participaron 6.132 deportistas de 41 países en 36 disciplinas.

Estados Unidos volvió a quedarse, como en Guadalajara 2011, con el primer puesto con 265 medallas, 103 de oro, 82 de plata y 80 bronces.

Lo siguieron en la clasificación Canadá con 219 medallas (78 oros, 70 platas y 71 bronces) y Brasil con 141 en total (42 oros, 39 platas y 60 bronces), mientras que Cuba terminó en el cuarto puesto con 97 preseas, 36 de oro, 27 de plata y 34 bronces.

El récord establecido por el nadador brasileño Thiago Pereira, quien se convirtió en el deportista con más medallas en la historia de los juegos, con 23, al ganar cinco en Toronto 2015, superando al gimnasta cubano Erick López, quien ganó 22 entre 1991 y 2003.

Después de un tímido comienzo, la estadounidense Natalia Coughlin se colgó tres medallas de oro en las pruebas de natación.

También brillaron la estadounidense Laura Zeng, quien ganó cinco oros en gimnasia rítmica, las mexicanas Paola Espinosa y Dolores Hernández ganaron la prueba trampolín de tres metros. Espinosa es doble campeona olímpica en la modalidad de saltos.

La judoca cubana Idalis Ortiz sacó lo mejor de su repertorio para vencer a la méxicana Vanessa Zambotti y quedarse con el oro.

En el atletismo, el dominicano Luguelín Santos se llevó el oro en los 400 metros planos. La brasileña Juliana Dos Santos fue la mejor en la prueba de los 5.000 metros y la cubana Yarisley Silva se alzó con el triunfo en la prueba de salto con garrocha.

Precisamente en ese torneo, una de las deportistas más destacadas fue la colombiana Caterine Ibargüen, la reina del salto triple, que no pierde una competición desde que fuera medalla de plata en los Olímpicos de Londres 2012, y lleva 30 victorias seguidas con el salto de 14.60 metros.

Ibargüen inició su participación en la Liga de Diamante, que dominó a su antojo por tercer año consecutivo, con el desafío de enfrentar los Juegos Panamericanos y el campeonato mundial.

Se presentó en Toronto para revalidar el título panamericano de Guadalajara 2011, lo que logró con una marca de 15,08 metros que no fue reconocida como nuevo récord continental al superar el viento a favor el límite de velocidad.

América Latina también vibró con el Campeonato FIBA de baloncesto en México, que ganó Venezuela por encima de todos los pronósticos.

El quinteto venezolano ganó su primer título al vencer por 76-71 a Argentina en la final. Ambos se clasificaron a Río 2016.

Canadá se quedó con el bronce al derrotar por 87-86 a México. Estos dos últimos y Puerto Rico, que terminó en el quinto lugar, se clasificaron al Torneo Preolímpico FIBA 2016.

El boxeo acaparó todos los reflectores en mayo cuando el estadounidense Floyd Mayweather derrotó en Las Vegas al filipino Manny Pacquiao por puntos, en velada por la unificación de los títulos mundiales welter AMB, CMB y OMB.

El combate se decidió por fallo unánime y los jueces dieron ganador a Mayweather por 116-112, 116-112 y 118-110.

La pelea más esperada por los amantes del boxeo generó un total de cinco millones de ventas pero muchas críticas por el poco espectáculo brindado por ambos púgiles.

En la Indycar, el colombiano Juan Pablo Montoya, del Team Penske, llegó el 31 de agosto a la prueba final, en Sonoma Raceway, con 34 puntos de diferencia sobre Graham Rahal y 47 sobre Scott Dixon.

Y fue Dixon, a bordo del Target Chip Ganassi Racing, quien salió de Wine Country con el título, el cuarto de su encumbrado historial en IndyCar Series.

Dixon ganó en Sonoma y Montoya terminó sexto, lo cual dejó a ambos corredores con igual cantidad de puntos en el campeonato, 556. Pero el neozelandés se impuso por el primer criterio de desempate: mayor cantidad de carreras ganadas en la temporada, con tres de su cosecha contra dos del colombiano.

En septiembre volvió a aparecer el controvertido Mayweather finalizó su carrera deportiva invicto con un palmarés de 49 triunfos sin derrotas.

En el boxeo aficionado los púgiles cubanos tuvieron grandes resultados en el campeonato mundial de Doha, Catar, en la Serie Mundial y en los Panamericanos.

Ganaron el certamen del orbe con cuatro medallas de oro, dos de plata y una de bronce, y en los juegos continentales se alzaron con seis metales dorados y cuatro platas.

Asimismo en la Serie Mundial, el equipo "Domadores de Cuba" quedó en el segundo lugar.

En el béisbol de las Grandes Ligas en Estados Unidos el título fue para los Reales de Kansas City que barrieron por 4-1 a los Mets de Nueva York.

De esta forma ganaron su tercera Serie Mundial, ya que perdieron la de 1980 ante los Filis de Filadelfia y la de 2014 ante los Gigantes de San Francisco.

Antes se habían alzado con la de 1985 contra los Cardenales de San Luis.

FUENTE: EFE