AP

Donald Trump fue elegido el martes como presidente de Estados Unidos, después de que un electorado ansioso por dar la vuelta a la clase política del país escogiera al empresario para liderar al país.

Trump, un inesperado candidato republicano, ganó impulsado por votantes que buscaban cambios y estaban dispuestos a aceptar a un aspirante poco fiel a los hechos y acusado de conducta sexual inapropiada. En una victoria que conmocionó los mercados bursátiles en todo el mundo, se impuso a la demócrata Hillary Clinton, que habría sido la primera mujer en servir en la Oficina Oval.

Publicidad

Para proclamarse vencedor de las elecciones, Trump tenía que superar los 270 votos electorales.

Trump logró su victoria al imponerse en algunos de los estados clave, en ciertos casos contra pronóstico, como Ohio, Florida, Carolina del Norte o Iowa, sin que la ex secretaria de Estado y ex primera dama consiguiese victorias destacadas entre ellos.

Publicidad

Clinton, además, perdió en otros estados que debía haber ganado, como Michigan y Wisconsin, que en teoría eran feudos demócratas.

El candidato republicano se impuso a ella igualmente en Pensilvania, estado.

Desde que George Bush (padre) lo hizo en 1988, ningún candidato presidencial republicano había logrado una victoria en ese estado, parte del cinturón siderúrgico y minero del este de EEUU y que Trump supo encandilar con promesas de vuelta al pasado de prosperidad que disfrutó hace décadas.

Publicidad

Publicidad