AFP

Las elecciones en Estados Unidos estuvieron marcadas por lo inesperado: Donald Trump venció en la carrera hacia la Casa Blanca y dejó la incógnita sobre cómo será su gobierno. El segundo semestre del año también estuvo marcado por atentados y terremotos.