EFE

Miles de católicos nicaragüenses abrieron las puertas a la Semana Santa con una misa y una procesión de la imagen de la Sangre de Cristo, que cumplió 379 años de haber llegado a Nicaragua procedente de Guatemala.