EFE

El papa Francisco aprovechó de nuevo la ocasión de su mensaje de Pascua, asomado al balcón central de la fachada de San Pedro, para hacer un largo repaso de los dramas que sacuden al mundo como las guerras, la inmigración o el desempleo en Europa.