EFE

Sin el negro como código exigido por "Time's Up", los pines y lazos que propuso esta plataforma como protesta alternativa, fueron contados durante la primera parte de la alfombra roja previa a la 90 edición de los Óscar, donde se impusieron los colores sin mensaje. Ganaron los estilismos.