Basílica Menor Don Bosco / Fotos/IG

Luis Diaz Govea

Como todos los años, durante la Semana Mayor, miles de feligreses acuden a distintas iglesias para participar de las actividades que estas tienen durante la Cuaresma. Una de las iglesias más concurridas es la Basílica Menor Don Bosco, patrono de los jóvenes, San Juan Bosco, uno de los santos más venerados en el país.

Don Bosco murió el 31 de enero de 1888, día en que la iglesia católica conmemora su obra de vida, dejando un legado de promoción de los valores éticos y morales en los jóvenes.

Publicidad

Publicidad

Publicidad