Un estudio de la Universidad de California señaló, luego de realizar pruebas en ratones, que detrás de las enfermedades cardiovasculares existe un problema de la células madre de las arterias y no de colesterol, donde las células se convierten en hueso o cartílago y provocan la calcificación vascular.