EFE

Cada año por estas fechas los pingüinos africanos cambian las plumas en un proceso de muda que les mantiene durante tres o cuatro semanas alejados del océano. Incapaces de entrar al mar a pescar, sus crías se quedan sin comida, y muchas de ellas se mueren de hambre.