AFP

Imágenes captadas por un robot bajo la banquisa de la Antártida revelan un mundo colorido de esponjas con forma de cocos, gusanos parecidos a dientes de león y algas rosadas.