La financiación para mitigar el cambio climático aumentó un 17 % en 2017. Foto/Dreamstime

EFE

La financiación del mundo desarrollado para que los países pobres puedan luchar contra el cambio climático se incrementó un 17 % en 2017 para llegar a 56.700 millones de dólares, anunció hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Eso significa que las aportaciones de los 34 países contribuyentes han subido de forma acumulada un 44 % entre 2013 y 2017, con una progresión constante salvo en 2015 cuando hubo un ligero retroceso, precisó en un comunicado la OCDE, que se limita a constatar ese hecho, sin ponerlo en relación con los objetivos internacionales.

Publicidad

En el Acuerdo de París sobre el cambio climático, firmado en diciembre de 2015 -y del que se ha desmarcado Estados Unidos tras la llegada a la presidencia de Donald Trump- se fijaba el objetivo de alcanzar los 100.000 millones de dólares anuales en el periodo de 2020 y hasta 2025.

Las cifras de 2017 están en línea con las proyecciones que había establecido la OCDE en 2016, que auguraba que siguiendo la misma trayectoria lineal se llegaría a 66.800 millones de dólares en 2020, excluyendo los créditos a la exportación.

Del dinero contabilizado el pasado año, 12.900 millones de dólares se dedicaron a medidas de adaptación al cambio climático (un 65 % más desde 2013), 38.900 millones a medidas de atenuación (un 38 % más) y 4.800 millones a "actividades transversales" (un 37 % más).

La OCDE no detalló cuál fue la contribución de cada uno de los países porque esa era una condición desde que se empezaron a recopilar los datos.

Publicidad