Arzu ve explotar el auto ante sus ojos, pensando que su hija Melisa se encuentra adentro.