BRASIL Ciencia -  13 de abril 2014 - 18:52hs

Volver a África para crear la identidad brasileña

Recuperar el ADN africano de la cultura de Brasil para construir la identidad del gigante suramericano es la idea de la cantante brasileña Socorro Lira y la mozambiqueña Lenna Bahule, que junto al rapero RAPadura, reclaman una vuelta a los orígenes africanos en el último disco de Lira.

"África es la madre, es el regazo", sentencia la compositora de Paraíba, en noreste de Brasil, Socorro Lira, que presentó este fin de semana "Os sertoes do mundo", su undécimo trabajo discográfico y el primero para internet, en un concierto en Sao Paulo donde atendió a Efe.

Lira recuerda que en su primer viaje al continente africano, donde visitó Mozambique, Ghana y Sudáfrica, un periodista se interesó sobre lo que los brasileños sabían de la música mozambiqueña: "no sé prácticamente nada", reconoció Lira entonces, quien completó su respuesta con un "pero aquí estoy para conocerlo".

Bahule, nacida en Maputo, le acompaña en la reflexión y considera que esta colaboración musical en la que ella acerca sus tradiciones, supone un "reencuentro" de Brasil con su país africano.

"Es un reencuentro traer gente africana, veo que existen cosas similares y otras cosas que me recuerdan a mi tierra", opina Bahule, que además asegura que "lo que forma la cultura afrobrasileña es todo lo que viene de los países africanos que fueron colonizados por los portugueses".

Y es que para Lenna Bahule, "Portugal queriéndolo o no, acabó estando puente" entre Brasil y los países africanos de lengua portuguesa.

En este punto coincide Lira, quien califica de "fundamental" el idioma que comparten y, aunque lamenta que las "innumerables lenguas propias" de las naciones quedaran obviadas con la colonización lusa, pide "dar un buen uso" de lo que "une" a todas esas naciones.

"A través de la lengua tenemos la música, la literatura", continúa Lira que se trasladó a Mozambique, Ghana y Suráfrica para buscar "la canción y la poesía" y donde encontró al poeta mozambiqueño Mia Couto, quien le "prestó" los versos que "musicaliza" en su EP, "Poema didáctico".

Brasil es, para Lira, un país "de muchas contradicciones, extremadamente prejuicioso" y con una mentalidad "esclavista" aunque reconoce muchos "movimientos e iniciativas de superación".

Para Bahule, que reside en Sao Paulo desde hace casi un año y medio, el gigante suramericano atraviesa un fase de "indecisión" en la que "intenta encontrarse" a sí mismo.

"Es el país más multicultural que conozco, solo en Sao Paulo hay italianos, portugueses, argentinos, paraguayos, africanos, de todo", explica la mozambiqueña, quien apostilla que el país intenta "encontrarse" en medio de todas esas "manifestaciones e influencias culturales".

Por otro lado, Bahule cuenta que Mozambique "es un país bastante subdesarrollado, aún más a nivel cultural" aunque aclara que esa visión depende del prisma desde el que se mire el escenario: "si miramos desde el lado tribal y rural es una cultura que tiene mucho movimiento".

A su vez, se queja de que la industria musical no exista en Mozambique y que lo poco que haya en ese negocio se localice "apenas en Maputo, vinculado a las grandes empresas" pero añade que de un tiempo a esta parte se está "fomentando la cultura propia".

"Tuve que salir de Mozambique para percibir que hay movimientos culturales, tenemos festivales que movilizan a todo el país, culturalmente está pasando algo, tenemos material y somos creativos", celebra.

Asimismo, esa búsqueda de los orígenes es compartida por el rapero Xique-Chico conocido como RAPadura, que debe su nombre artístico a la panela, típica también en Brasil y quien reclama el "orgullo" de la cultura propia.

"Estamos en 2014 y aun no tenemos un rap puramente nordestino, que traiga la raíces, siempre tuvimos la influencia de Estados Unidos y de Sao Paulo", recuerda el joven del estado de Ceará (nordeste), uno de los más pobres del país.

Según el cantante, en un principio "todo el mundo quería ser paulista, se cambiaban el nombre, tenían vergüenza y convertían lo extraño en algo propio y lo propio en algo extraño".

"Ahora nos estamos encontrando, estamos volviendo a nuestros orígenes, al nordeste", sentencia.

En esta nota: