AFP

El panda más viejo del mundo en cautiverio murió en China a los 37 años, lo que equivale a más de un siglo para los seres humanos, anunciaron el jueves sus cuidadores.