AFP

Los adorables pandas rojos, habitantes del sudeste asiático, están siendo víctimas del mercado ilegal de mascotas exóticas. Los expertos atribuyen el aumento de la amenaza a la difusión de imágenes en las redes sociales.