EEUU Cine -  4 de octubre 2018 - 10:32hs

¿De dónde sacó Nicolas Cage la "inspiración" para el rodaje de "Leaving Las Vegas"?

El actor Nicolas Cage (54) se llevó un Óscar, un Globo de Oro y el premio al mejor actor principal del Sindicato de Actores por su aclamado e inolvidable papel de Ben Sanderson en la cinta de 1995 'Leaving Las Vegas', como recordarán aquellos cinéfilos de memoria privilegiada.

Sin embargo, hasta ahora el afamado intérprete no se había animado a revelar que parte del mérito de su galardonada interpretación debería recaer en un amigo de la familia Coppola -Cage es sobrino de Francis Ford Coppola- que le sirvió como fuente de inspiración y que actuó como una especie de "entrenador" para que el artista pudiera encarnar con total credibilidad a un hombre con problemas puntuales de alcoholismo.

"Mi primo Roman Coppola me dijo: 'Deberías conocer y contratar a Tony Dingman', quien en su momento bebía mucho y además era todo un poeta. Me dijo: 'Contrátale para que te enseñe a beber como un profesional'", ha explicado el artista en un vídeo para la revista GQ.Tan curiosa decisión desembocaría en una serie de momentos francamente surrealistas que se dieron a lo largo de todo el rodaje, especialmente cuando Nicolas Cage y el citado Tony se encerraban durante horas en el tráiler del intérprete para 'ensayar' y para que el primero pudiera adoptar aquellas actitudes con las que pasar por un verdadero asceta en estado de embriaguez.

"Entonces empecé a llevármele conmigo al set de rodaje... El pobre hombre se tumbaba en posición fetal en mi tráiler y yo me ponía a tocar los bongos, no sé, me imagino que para darle algo de ritmo al personaje. Me quedaba mirándole y él me decía las cosas más poéticas del mundo, como: 'No te pegas en la barra, te apoyas [con su doble sentido] en la barra porque en latín se dice 'In Vino Veritas' ['En el vino, verdad']'. Me soltaba ese tipo de cosas que yo acabé diciendo en la película", ha relatado.

Teniendo en cuenta las más de dos décadas que han pasado desde que 'Leaving Las Vegas' le terminara consagrando como uno de los actores más cotizados del momento, Nicolas Cage tampoco ha tenido reparo alguno a la hora de admitir que en varias de las escenas de la película en la que Sanderson aparece "completamente borracho" nada tenían de ficticias o actuadas.

"Fue un rodaje de cuatro semanas, y gracias a Dios que solo fuero cuatro, porque hubo varias escenas en las que quería estar completamente borracho. Quería que fueran lo más creíbles y auténticas posible y para eso necesitaba estar fuera de control. Me acuerdo de la secuencia del casino, cuando le doy la vuelta a la mesa y me desmayo. No sabía que iba a pasar eso, me dejé llevar y al final lo dejaron en la película", ha aseverado en medio de su relato.