EEUU Cine -  4 de diciembre 2020 - 18:10hs

Kate Winslet se instaló en una cabaña destartalada durante el rodaje de "Ammonite"

La actriz fue demasiado lejos en el proceso para meterse en la piel de una paleontóloga del siglo XIX durante el rodaje de su nueva película y acabó viviendo de lunes a viernes en una pequeña cabaña frente al mar, en la que a menudo se quedaba sin electricidad

En su próxima película, Kate Winslet se mete en la piel de una mujer real, la paleontóloga Mary Anning, en un drama romántico titulado 'Ammonite' y ambientado en 1840 en el que comparte protagonismo con Saoirse Ronan, que da vida a su amante.

Por norma general, la antigua protagonista de 'Titanic' nunca se ha considerado uno de esos 'actores de método' que llegan a extremos insospechados para dotar del mayor realismo posible a sus interpretaciones, pero reconoce que en esta ocasión se dejó llevar demasiado por su deseo de hacer justicia al personaje.

A lo largo de las semanas de rodaje, Kate decidió rechazar las comodidades de un hotel de lunes a viernes para instalarse en una cabaña frente al mar que era mucho menos idílica de lo que pueda parecer, pero que recreaba a la perfección las condiciones en que vivía Mary.

"Era un sitio destartalado, frío y aislado. Cada vez que había una tormenta, las olas golpeaban contra las ventanas y se iba la luz. En esos momentos, me tumbaba en la cama y pensaba: '¿Pero qué estás haciendo, Kate? Vete al hotel con todos los demás'. Solo comía una sopa muy rara e iba por ahí haciendo dibujos de las cosas... En realidad, resultaba todo bastante ridículo", ha reconocido ella misma durante una entrevista con Stephen Colbert.

En esta nota: