Foto: Dreamstime

Raquel Bellini

Incluir frutas en la alimentación puede parecer algo difícil para algunas personas, pero los beneficios son tan grandes que valen la pena. La papaya, por ejemplo, hace ese "sacrificio" mucho más fácil. Es rica, puede encontrarse durante todo el año y no tiene casi ninguna caloría. Además, puede ser consumida de diferentes formas: como jugos, vitaminas y hasta postres.

La papaya es buena para la dieta porque contiene fibras solubles, previene la diabetes y la obesidad. Además, es una importante fuente de potasio, sustancia que ayuda a evitar los dolores musculares, lo que la hace perfecta para quien hace actividad física.

Publicidad

La vitamina C presente en la papaya también hace muy bien al cuerpo. Eso porque posee efecto antioxidante y colabora para una mejor respuesta inmunológica.

Así que, si quieres adelgazar, come bastante papaya.

Vea a continuación la receta de un jugo con esa fruta:

INGREDIENTES

1 papaya madura

Agua de botella

Miel

PREPARACIÓN

Lave bien la fruta

Pele, retirar las semillas y córtela en trozos pequeños. Vaciar la papaya cortada a la licuadora y agregue cerca de 4 vasos de agua con miel al gusto. Pero si prefieres, tome sin endulzar.

Licua todo hasta que se disuelva completamente la fruta y listo. No es necesario colar.

Publicidad