Tips para que la hora del baño de los niños sea más divertida

Marilyn Cejas

Aún recuerdo que casi lo último que mi esposo y yo compramos antes de que mi bebé naciera fue la bañera, siempre le comenté que quería una plegable y con cambiador, pero ya instalados en Chiriquí, opté por una sencilla, amplia por dentro y que pudiera mover a cualquier lado.

Pues bien, evidentemente eso cambió al pasar un tiempo, luego tuvimos que comprar una más larga y espaciosa, ya que mi niña ya tenia más del año y creció súper rápido; ya luego de los dos años me di cuenta que ella necesitaba más espacio y libertad para moverse, incluso cuando la bañaba me decía "Mamá yo quiero nadar", así que comencé a buscar alguna alternativa que me funcionará para colocarla dentro del espacio de la ducha y pensé en una piscina inflable pero se me hizo bien difícil conseguir una que tuviera esas medidas específicas.

Publicidad

Fue entonces cuando le dije a mi esposo que pasara por la Arrocha y verificara si veía alguna de las medidas de la ducha del baño de mi niña y qué va, no había. Sin embargo, mi esposo decidió comprar una redonda de princesitas y como es flexible pudimos encajarla perfectamente en el espacio.

Y así comencé con darle un toque diferente al espacio donde baño a mi bebé todos los días, él primer día ella no lo podía creer, sobre todo porque ahora sí tenía suficiente espacio para jugar y nadar, como siempre me lo decía.

Publicidad

Y así, han pasado pocos meses desde que se nos ocurrió esa idea y ha resultado súper divertida, de hecho, cuando invitamos a la casa a su primita, ambas se divierten mucho en su piscina.

Al pasar un tiempo, siempre veía la necesidad de tener algo para poder guardar las pelota, muñecas y juguetes que mi niña se lleva al baño para divertirse, fue entonces cuando pensé en comprarle un porta juguetes de malla que se cuelga en la pared con forma de pato y en un mural de mar, como para lograr que ella sintiera que está en la playa.

Ambos productos los compré por Internet, demoró bastante en llegar pero gracias a Dios valió la pena; como madre me llena muchísimo ver feliz a mi niña y saber que son cosas sencillas pero valiosas, me hace sentir aún más afortunada.

Una piscina, un mural tipo sticker para pared y un porta juguetes o bolsa para guardar juguetes; con sólo estos tres elementos podemos lograr un gran cambio en el espacio donde bañamos a nuestros hijos y lo más importante, lograr que bañarse sea cada vez más divertido y por qué no, también didáctico. ¡Que Dios me los bendiga!

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Puedes seguirme en instagram como @creciendoconmama

Publicidad

Publicidad