DESARROLLO Creciendo con Mamá -  3 de marzo 2021 - 09:00hs

Contar cuentos, un elemento para educar a los niños

Marilyn Cejas
Por Marilyn Cejas

A medida que van creciendo, los niños nos van demostrando sus habilidades, destrezas, lo que les gusta y los que no, y así, muchas cosas; sobre todo a partir de los tres años, son capaces de explicarnos lo que sienten y lo que quieren, como madre he aprendido muchísimo en este camino y tanto mi esposo como yo, nos sentimos muy felices por ejemplo, cada vez que nuestra hija nos pide que le contemos un cuento todas las noches antes de dormir.

Toda esta situación de la pandemia del coronavirus, en lo personal, nos ha hecho poner en práctica algunas cosas que quizá por el estrés y el afán de acostarnos temprano para descansar y madrugar para ir al trabajo, no tomábamos en cuenta. Hay dos factores súper vitales que se han convertido en nuestra rutina al irnos a dormir y que en mi opinión, fortalecen el desarrollo mental de mi niña, además de educarla y permitirle conocer los aspectos de la vida, lo bueno y lo malo.

En primer lugar es la oración, mi niña reza todas las noches con nosotros el Padre Nuestro y acto seguido, nos pide que le contemos un cuento. Pienso que es mucho más valioso que lo creemos nosotros mismos, asì será mucho divertido para nuestros hijos, claro está, contarle un cuento ya previamente escrito en un libro también es muy bueno, ya que le tomará cariño a la lectura y eso es muy positivo.

Pero en este caso, me enfocaré en los beneficios de contarles un cuento antes de dormir a nuestros hijos, son muchísimos pero mencionemos los más importantes:

Potencia el vínculo entre padres e hijos: Si le contamos un cuento a nuestro (a) hijo (a) antes de dormir se estará potenciando el vínculo afectivo entre padres e hijos. El momento del cuento puede convertirse en el más especial del día para ambos y más si lo personalizamos como en efecto lo hacemos mi esposo y yo, lo que a nuestra hija le encanta. Los niños duermen mejor: Otro beneficio que se consigue con contarles un cuento antes de dormir, es que los niños duermen mejor y concilian el sueño de forma más exitosa. Al escuchar la voz de mamá o papá de forma suave y monótona, al sentir la seguridad y el confort de estar al lado de mami o papi antes de dormir, todo esto les hará disfrutar de un sueño mucho más reparador. Transmiten valores: Los niños se identifican con los personajes y situaciones de las historias que les contamos, por eso, el cuento es un medio ideal para que aprendan valores. Si además los hacemos personalizados, también podemos ayudarles a resolver conflictos que de otra manera no sabrían cómo hacer frente. Mejora la concentración: Aquí en este punto es súper importate que nos involucremos y emocionemos con el cuento, ya que si subimos o bajamos el tono de voz, la cambiamos para los diferentes personajes, reímos o lloramos, de este modo, captaremos mucho más la atención de nuestros niños.

Definitivamente, el contarles un cuento o leérselos representa un elemento esencial para educarlos, en el caso de nosotros se los contamos antes de dormir y durante el día ella misma toma sus cuentos y me pide que se los cuente; el hacer eso frecuente y parte del día a dia, me llena como madre y me alegra porque mi niña ha aprendido mucho, también porque le proporcionamos diversas palabras, lo que sin duda, le ayuda para el lenguaje. En conclusión, pienso que este elemento no debe faltar en los hogares. ¡Que Dios me los bendiga!