ESPAÑA Cultura -  26 de enero 2021 - 13:42hs

Retrospectiva de Gerardo Lizarraga y su paso por campos de concentración

Pamplona (España), 26 ene (EFE).- Unos ochenta dibujos y caricaturas que el navarro Gerardo Lizarraga realizó durante sus años de encierro en los campos de Argelès-sur-Mer, Agde y Clermont Ferrand (Francia) centran la propuesta cultural del Museo de Navarra, en el norte de España, que se completa con diferentes iniciativas relacionadas con el arte, el exilio y la vida de este autor.,Se trata de la primera vez que se exponen todos estos trabajos que Lizarraga (Pamplona, 1905- México, 1982) no sol

Unos ochenta dibujos y caricaturas que el navarro Gerardo Lizarraga realizó durante sus años de encierro en los campos de Argelès-sur-Mer, Agde y Clermont Ferrand (Francia) centran la propuesta cultural del Museo de Navarra, en el norte de España, que se completa con diferentes iniciativas relacionadas con el arte, el exilio y la vida de este autor.

Se trata de la primera vez que se exponen todos estos trabajos que Lizarraga (Pamplona, 1905- México, 1982) no solo logró llevar al exilio, sino que conservó hasta el final de su vida, según se ha puesto de manifiesto en la apertura de la muestra ‘Gerardo Lizarraga. Artista en el exilio’.

Más de 150 documentos originales y fotografías relacionadas con la vida y la obra de Lizarraga completan la exposición, que se acompaña además de unas jornadas online sobre arte y exilio, visitas guiadas, conferencias o la proyección de un documental sobre el autor, informa el Gobierno de Navarra.

En la muestra también se puede realizar un recorrido por lo que fue su experiencia artística a partir de su llegada a México en 1942, a través de retratos, paisajes, proyectos para murales y numerosos trabajos de ilustración en los que combina temáticas de su país de origen y de su país de acogida. La pelota y las danzas vascas protagonizan muchas de sus obras, de la misma manera que lo hacen los mercados o los músicos mexicanos.

En ella se recupera, además, una de sus facetas artísticas menos conocidas, la que lo vincula al mundo del cine, en el que trabajó como director artístico, productor, director e incluso actor. La guerra y el exilio acabaron con los proyectos cinematográficos que había emprendido en Barcelona a mediados de los años 30.

Casi todas las obras que conforman la exposición fueron conservadas por el propio Lizarraga en México y preservadas por sus hijos Xabier y Amaya, aunque también incluye varias de sus obras propiedad del Museo de Navarra, así como otras de propiedad particular y algunos documentos de archivos privados.

Completando la oferta cultural y formativa que ofrece la exposición, se han programado jornadas online, en la primera de las cuales, el jueves 28, se reflexionará sobre la experiencia del exilio, y la reclusión en los campos de internamiento y la segunda, el viernes 29, se centrará en las actividades culturales de los campos de concentración, el exilio cultural mexicano y el retorno artístico del patrimonio del exilio.

Concluirán el sábado 30 de enero con una reflexión sobre la mirada artística del autor, su vida y su proceso creativo.

Por su parte, el Museo ofrecerá visitas guiadas, un ciclo de cinco conferencias sobre el autor, el proceso de recuperación y tratamiento de archivos como el de Gerardo Lizarraga, en el que participarán personas expertas, así como cuatro proyecciones del documental dirigido por Blanca Oria “Estrellado”, sobre la vida del artista.

En esta nota: