Economía -  15 de noviembre 2013 - 09:48hs

El salón de Dubai, una cita suculenta para Airbus y Boeing

El salón aeronáutico de Dubái abre sus puertas este domingo, una cita que se anuncia prometedora para Boeing y Airbus gracias al apetito insaciable de las compañías del Golfo.

En el evento, previsto del domingo al jueves en el Dubai World Central, habrá 150 aviones expuestos de forma estática, y participarán más de 1.000 expositores.

"Las tres grandes compañías del Golfo, Emirates, Etihad y Qatar, gozan de una buena situación geográfica, un acceso fácil a la liquidez y una gestión de marca sólida, en buena medida en detrimento de las compañías tradicionales europeas y asiáticas", resume Richard Aboulafia, vicepresidente del gabinete de estudios estadounidense Teal Group.

Según el experto, su plan de "fuerte crecimiento de sus flotas" convierte el salón de Dubai en una de las grandes citas de la industria aeronáutica.

Del lado de los fabricantes, apunta Christophe Ménard, experto aeronáutico de KeplerCheuvreux, Dubai 2013 se presenta propicio para el norteamericano Boeing, que lanzará su modelo 777-X y podría obtener "numerosos pedidos".

El 777-X, un modelo de avión de largo recorrido que consume menos energía, relevará en la decáda de 2020 al actual 777, uno de los más rentables de la empresa norteamericana. Lanzado en 1990 y comercializado cinco años más tarde, este modelo ha vendido hasta ahora 1.473 ejemplares.

Según Richard Aboulafia, Boeing tenía el "imperativo" de contraatacar ante la llegada en 2017 del Airbus A350-1000, capaz de transportar a 350 pasajeros, y que amenaza el dominio del grupo estadounidense en el sector de aparatos de largo recorrido.

Boeing puede empezar a frotarse las manos, ya que antes incluso del lanzamiento oficial del 777-X, "muchas compañías han manifestado su interés por el aparato", según Yan Derocles, analista en Oddo Securities, que espera también "un buen salón para Boeing".

La primera compañía interesada es Emirates Airlines, con sede en Dubái. Su presidente, Tim Clark, indicó a fines de octubre al Financial Times que está negociando un pedido "sustancial" del modelo 777-X, capaz de llevar a 400 pasajeros.

El diario financiero evalúa entre 100 y 175 unidades las necesidades de la aerolínea dubaití para este modelo.

En cuanto a los pedidos de Airbus en el rico emirato, donde se celebra la última cita aeronáutica del año, "la incertidumbre es mayor", apunta Christophe Ménard.

El fabricante europeo espera pedidos de su avión de gran capacidad A380. Airbus tiene como objetivo la venta de 25 ejemplares este año, aunque de momento no puede presumir de un solo pedido firme.

Airbus está negociando con Doric la venta de 20 aparatos. La semana pasada, el presidente de esta empresa especializada en la compra de aviones por cuenta de las aerolíneas indicó a la AFP que espera finalizar el contrato de aquí a fin de año.

Aparte del A380, Airbus podría sumar algunos pedidos para su A350 y su A320neo, por parte de Etihad, con sede en Abu Dabi, y tal vez de Qatar Airways.

La edición 2013 de Dubái "podría acercarse o incluso superar" el récord de 2007, aventura Jean-Louis Dropsy, experto aeronáutico en el gabinete Kurt Salmon. Ese año las ventas sumaron 1550.000 millones de dólares, "un récord de venta para un salón aeronáutico", puntualiza.

"Sólo los pedidos de 777 y de 787 podrían ascender a 80.000 o 100.000 millones de dólares, a lo que hay que añadir los posibles pedidos de Airbus, aviones de negocios, etc", añade el experto.

Dt/fz/rhl/feb/avl.zm