Alemania Economía - 

Atender a refugiados le costará a Alemania 15.000 millones de euros

Alemania gastará 15.000 millones de euros entre este año y el que viene en atender a los refugiados, según cálculos proporcionados este jueves por los principales institutos económicos del país.

Los representantes de estos centros de estudios abordaron las implicaciones económicas para Alemania de la crisis de los refugiados al presentar en rueda de prensa en Berlín su "Diagnóstico conjunto" de otoño.

Su estimación es que la fuerte llegada de peticionarios de asilo a Alemania -que cifran en 900.000 en 2015, frente a los 800.000 que calcula el gobierno- tenga un coste financiero de 4.000 millones este año y unos 11.000 millones de euros el próximo.

Estos desembolsos, que son principalmente gasto público -en alojamiento y alimentación, por ejemplo- y consumo directo -transferencias a los refugiados-, "funcionan como un programa de impulso" económico del gobierno, indicó Ferdinand Fichtner, del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW).

Los 11.000 millones de euros destinados a refugiados el año que viene, argumentó Fichtner, equivalen al 0,75 % del producto interior bruto (PIB) de Alemania.

Este desembolso se hará principalmente a cargo del superávit y no lastrará otras partidas, destacó el economista del DIW.

Oliver Höltenmüller, del Instituto Leibniz para la Investigación Económica de Halle, subrayó que "sin duda" Alemania tiene la "fortaleza económica" para capear la crisis de los refugiados y que "es una cuestión de voluntad política, no de capacidad" económica.

Los centros de estudios instaron en este contexto al Gobierno alemán a tomar las medidas necesarias para que este "gran reto" pueda ser a largo plazo una "oportunidad".

Roland Döhrm, del Instituto de Renania-Westfalia para la Investigación Económica, subrayó que para que este proceso sea exitoso en términos económicos "la integración en el mercado laboral" de los asilados es "lo más importante".

En este sentido, Fichtner aseguró que en las circunstancias actuales "el mercado laboral alemán puede afrontar muy bien la llegada de refugiados".

Según el "Diagnóstico conjunto", la tasa de desempleo cerrará este año en el 6,4 % y se elevará mínimamente el año que viene, hasta el 6,5 %, mientras la población empleada sigue marcando máximos históricos en 2014 (42,9 millones) y 2015 (43,2 millones).

Para que una gran parte de los asilados pueda integrarse en el mercado laboral, los economistas apostaron por facilitar su empleabilidad con cursos de idiomas, formación profesional y reconocimiento de títulos, además de con la simplificación de los procesos burocráticos.

El documento detalla como la integración de los refugiados en el mercado laboral puede revertir el notable envejecimiento de la sociedad alemana y evitar potenciales desequilibrios en las cuentas públicas a causa del incremento del coste total de las pensiones.

Höltenmüller señaló a este respecto que "a largo plazo hay posibilidades" de que la llegada de refugiados contribuya "a suavizar los problemas demográficos" de Alemania.

El informe pronostica que la mayor economía europea crecerá este año un 1,8 %, frente al 2,1 % que pronosticaron en primavera, por el enfriamiento de la economía global, gracias al consumo interno, que se beneficia del buen comportamiento del empleo, las subidas salariales y el entorno de baja inflación y tipos de interés en mínimos.

Los principales centros a cargo del informe son el Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW) de Berlín, el instituto Ifo de Múnich, el Instituto Leibniz para la Investigación Económica (IWH) de Halle y el Instituto de Renania-Westfalia para la Investigación Económica (RWI) de Essen.

FUENTE: EFE