La empresa entregó 863 aviones en 2019, la cifra más alta de su historia pese a los retrasos de producción

AFP

Airbus anunció el viernes que entregó 863 aviones en 2019, la cifra más alta de su historia pese a los retrasos de producción que le obligaron a reducir sus objetivos durante el año, mientras que su competidor Boeing vio caer sus entregas por la crisis del 737 MAX.

El fabricante de aviones estadounidense, que había superado a Airbus en entregas desde 2012, aún no ha dado a conocer sus cifras anuales, pero sólo ha entregado 345 aviones en los 11 primeros meses de 2019, dos veces menos que en el mismo periodo de 2018.

Publicidad

Por el contrario, las entregas de Airbus aumentaron un 8% el año pasado en comparación con 2018, precisó en un comunicado.

Si bien Airbus nunca ha producido tantos aviones en doce meses, el fabricante europeo de aviones tuvo que revisar a la baja sus objetivos de entrega durante el año, un indicador crucial de rentabilidad en la aeronáutica.

Publicidad

Aunque inicialmente estableció en "880 a 890" entregas en 2019, el grupo indicó en octubre que finalmente tenía previsto entregar "alrededor de 860 aviones comerciales", frente a 800 en 2018.

El fabricante encontró dificultades de producción vinculadas a la producción del A321 ACF, modelo que permite una configuración más flexible de las cabinas pero más compleja de producir que un A320.

Según Airbus, el año pasado entregó 642 aviones de la familia A320 (A319, A320 et A321), contra 626 en 2018.

Airbus anunció que tenía previsto aumentar de cinco a siete su producción mensual de aviones de la familia A320 en su fábrica estadounidense de Mobile (en el sur de Estados Unidos).

Una decisión que se produce en momentos en que Washington impuso, en el marco de un litigio ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), impuestos punitivos del 10% sobre los aviones construidos fuera de Estados Unidos en represalia por las subvenciones europeas concedidas a Airbus.

Por otra parte, Airbus anunció este viernes que registró 1.131 pedidos en 2019, de los cuales 768 fueron pedidos netos (si se excluyen las cancelaciones o modificaciones de órdenes).

De los pedidos netos, 654 eran de la familia A320 (A319neo, A320neo y A321neo), precisó el fabricante europeo.

El rendimiento de Airbus en 2019 le permitió superar a finales de año la barrera de los 20.000 pedidos netos acumulados registrados desde su creación hace cincuenta años.

Por su lado, Boeing atraviesa la peor crisis de su historia con la inmovilización de su modelo 737 MAX, tras dos accidentes en menos de cinco meses que dejaron 346 muertos.

El grupo estadounidense tuvo que reducir drásticamente su ritmo de producción del MAX y suspender sus entregas, antes de anunciar a mediados de diciembre que detenía la producción del avión a partir de enero de 2020, por tiempo indefinido.

Publicidad

Publicidad