Entretenimiento -  14 de noviembre 2013 - 22:13hs

Horas de tensión en Argentina por familia tomada de rehén por prófugos

Dos hombres prófugos de la justicia argentina se entregaron la noche del jueves tras mantener de rehén durante seis horas a una familia en una casa de la periferia de Buenos Aires, y sostener una tensa negociación con la policía ante cámaras de televisión.

"No quiero matar a nadie, tengo una criatura (niña) aquí dentro. Me quiero ir bien. No soy un asesino. A la cárcel no voy, me entrego ante un juez y un fiscal", había dicho horas atrás a los gritos en la puerta de la casa uno de los secuestradores en nota exclusiva al canal C5N.

La toma de rehenes terminó cuando se presentaron en el lugar las autoridades judiciales solicitadas.

Los dos hombres, considerados peligrosos por sus antecedentes criminales, ingresaron a la vivienda de una pareja con una hija de nueve años con el objetivo de robarla, pero fueron sorprendidos por la policía que rodeó la manzana con efectivos del grupo especial de rescate Halcón, según el jefe policial Hugo Matzkin.

"La toma de rehenes terminó sin nadie herido, gracias a Dios. Estamos en proceso de investigación, pero suponemos que son hombres fugados de cárceles (federales)", dijo Matzkin en rueda de prensa por televisión.

Otras fuentes policiales que pidieron anonimato dijeron que los ladrones se habían fugado recientemente y uno de ellos purgaba una pena por asesinato, además de numerosos asaltos.

Los cinco canales de noticias y los noticieros de televisión de aire mantuvieron transmisiones en vivo del hecho, en reflejo del temor y la incertidumbre vividos en un barrio de modestas residencias en la localidad de Tortuguitas, en la periferia noroeste.

"Aquí puede haber un baño de sangre", había amenazado el captor de unos 35 años que salió a la puerta de la casa mientras aferraba por el cuello a la madre y exhibía un revólver de grueso calibre.

El secuestrador aseguró en una enigmática declaración que su fuga "fue un arreglo para salir y hacer estragos en la provincia de Buenos Aires antes de las elecciones (legislativas del 27 de octubre)".

Ricardo Casal, ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, dijo a la prensa que "la afirmación del delincuente fue un disparate".

En Argentina, el robo y la violencia criminal constituyen la mayor preocupación social de un 87,9% de la población, según una encuesta de la firma Management & Fit.

En 2012 se cometieron en promedio 2,8 homicidios diarios en la provincia bonaerense (el distrito más poblado del país), según estadísticas de la Procuración (fiscalía de Estado).

dm/are

FUENTE: AFP