LOS ÁNGELES Música -  13 de marzo 2021 - 09:34hs

Un vistazo a los preparativos para los Grammy

He cubierto los Grammy para The Associated Press por 15 años, pero en esta edición tan extraña se siente como la primera vez.

Con actuaciones, mucho canto y gritos, además del público más grande para cualquier premiación, los Grammy parecen totalmente inadecuados para un mundo que sigue en la pandemia por coronavirus. Pero los organizadores están tomando medidas extraordinarias para lograrlos y AP fue uno de los pocos medios invitados a su interior durante los preparativos. Los reporteros tuvieron que realizarse varias pruebas de COVID-19 y cumplir con muchos requisitos en el sitio hipercuidado.

Casi todos mis años como videorreportera de AP haciendo entrevistas en la festiva alfombra roja de los Grammy han transcurrido en el Staples Center, donde juegan los Lakers de Los Angeles y también se hacen grandes conciertos. Este año no hay alfombra roja exterior, y la ceremonia se hará en el edificio de al lado, el Centro de Convenciones de Los Angeles.

No es un lugar tan deslumbrante, pero tiene significado para mí pues es el lugar donde me convertí en ciudadana estadounidense en 1996. Sus múltiples salones amplios y espaciosos corredores son aptos para lograr un show pandémico.

Estos salones y corredores están ahora espeluznantemente silenciosos y vacíos, a diferencia de las escenas caóticas y ruidosas que se suele ver durante los preparativos para los Grammy, incluso es difícil creer que estamos a unos días de la ceremonia del domingo. La premiación será presentada por Trevor Noah e incluirá presentaciones de Bad Bunny, Jhay Cortez, Cardi B, BTS, Doja Cat, Billie Eilish, Megan Thee Stallion, Harry Styles, Taylor Swift y Dua Lipa.

“Es definitivamente diferente, pero ha sido divertido simplemente estar en una burbuja con mi equipo y mis bailarines y simplemente prepararnos para la noche”, me dijo Lipa tras bambalinas en el Centro de Convenciones en una zona para fotos que sustituirá la alfombra roja este año. “Simplemente estoy pensando en la presentación y estoy muy emocionada y agradecida de poder estar en el escenario de nuevo”.

Muchos artistas han preferido mantenerse alejados de la zona de medios, incluso con todos los protocolos antivirales. El espacio de trabajo para AP está separado con gruesas cortinas negras y nos proporcionan continuamente bastantes mascarillas y desinfectante para manos. Si tequitas el cubrebocas aunque sea un momento, hay guardias de seguridad que te llaman la atención, y no se puede llevar comida y agua propios.

Al entrevistar a los músicos debemos mantener la distancia y ellos son los únicos que tienen permitido quitarse los cubrebocas, pero sólo para ser entrevistados. Algunos han solicitado que también usemos caretas de plástico.

Mi operador de cámara usa un boom de micrófono de casi dos metros (seis pies) para mantener la distancia.

En una zona separada y acordonada en el salón más grande del centro los artistas, que normalmente estarían en grupo en el escenario del Staples Center y medio de una multitud, están en cambio en cuatro escenarios separados sin ningún público.

Fuera del enorme edificio carpinteros y técnicos han estado construyendo los escenarios finales para la premiación.

Los protocolos de seguridad y acreditación de los Grammy siempre han sido muy estrictos, pero nunca habían involucrado termómetros y muestras de saliva. Para cuando empiece la ceremonia el domingo, me habrán hecho cinco pruebas de COVID-19 en 11 días. Cuando nos dan un resultado (dedos cruzados) negativo, tenemos autorización para entrar, y todavía nos toman la temperatura diario al ingresar.

Durante una semana normal de los Grammy yo estaría por toda la ciudad cubriendo los eventos previos y atiborrados que son parte del ritual, como la gala anual de Clive Davis.

Anthony Hamilton, quien se presentará con Roddy Ricch y DaBaby también comparte esta nostalgia.

“Estoy acostumbrado a que todos estén aquí a la vez”, dijo. “Una sala llena de gente, todos tus amigos, cada músico que quisieras ver en la música, en la sala de medios y encontrándose gente, corriendo con todos estos trajes de casas de moda, divirtiéndose, una gran fiesta”.

En esta nota: