EEUU TV -  3 de junio 2020 - 09:37hs

James Corden rompe a llorar en su programa

El presentador no pudo contener las lágrimas mientras escuchaba el testimonio de Reggie Watts, el músico que lidera la banda que toca en su espacio nocturno, sobre sus experiencias con el racismo

El presentador James Corden no pudo evitar derramar varias lágrimas de emoción al tiempo que escuchaba el revelador testimonio, en medio de su exitoso 'late night', del músico Reggie Watts, quien lidera la banda que toca todas las noches en el citado programa, acerca de la discriminación racial que ha venido sufriendo a lo largo de su vida.

El artista fue invitado a compartir algunas de las experiencias más dramáticas que se desprenden de su condición de afroamericano en Estados Unidos, las cuales se remontan a sus años de la infancia. De hecho, Watts recordó cómo su madre le defendía con valentía cuando otros niños proferían insultos racistas contra él, todo ello mientras su padre 'servía' al país en la guerra de Vietnam.

A su regreso, lejos de ser tratado como un 'héroe', el progenitor de Reggie Watts se las vio y se las deseó para encontrar un trabajo única y exclusivamente por su color de piel, lo que le llevó a volver al infierno del conflicto bélico a fin de conseguir un exiguo sustento económico para su familia. "Tuvo que alistarse de nuevo para conseguir algo de dinero y ayudarnos a salir adelante. Son historias muy duras y mucho de esto sigue pasando a día de hoy", explicó durante su alocución.

Justo a continuación, James Corden quiso reivindicar el valor informativo y educativo de todas estas vivencias, además de animar a buena parte del público a escuchar con atención los numerosos y diversos ejemplos de marginación que ha padecido durante siglos el colectivo afroamericano -y otras minorías étnicas- tanto en Estados Unidos como en otras muchas partes del mundo.

"¿Quién necesita en estos momentos mi opinión? Seguramente es momento de escuchar y no de hablar para muchos de nosotros", manifestó el también humorista y actor británico ante las cámaras.

En esta nota: