Personal médico del Instituto de Salud Mental (INSAM) se mantiene en alerta y hace un llamado a las autoridades del Ministerio de Salud para que sustenten las verdaderas intenciones del cierre de la principal entidad para la atención de pacientes siquiátricos en Panamá.