MADRID Famosos - 

Enrique Iglesias no quiere vivir en España

Aunque siempre ha exhibido con cierta nostalgia su deseo de visitar su país natal con más frecuencia, a estas alturas el cantante Enrique Iglesias no sería capaz de abandonar su estable vida en Miami para emprender una nueva aventura lejos de Estados Unidos, país donde reside desde su infancia. "Me agradaría volver a España pero no sé si podría acostumbrarme otra vez. Estoy muy a gusto en Miami, sobre todo porque los amigos con los que me he criado viven aquí. Irme a España sería como empezar de nuevo, porque las amistades que tengo en mi país no son aquellas que me han acompañado en los últimos 30 años de mi vida", confesó el artista a la edición mexicana de la revista CARAS.

En el improbable caso de que decidiera mudarse de nuevo a la península ibérica, Enrique Iglesias ni se plantearía la idea de instalarse en una ciudad ubicada en el interior, ya que siempre se ha sentido muy vinculado al paradisíaco escenario que le ofrecen el mar y la costa."Creo que si me tuviera que ir a vivir a otro lado, tendría que ser muy cerca del mar. Me costaría mucho trabajo no estar cerca de la playa. Por ejemplo, me encantaría vivir en Madrid pero tengo la impresión de que es mucha ciudad para mí", explicó durante la entrevista.Además, abandonar su lujosa mansión de Miami para buscar fortuna en otras tierras sería una propuesta que tendría que negociar antes con su pareja, la extenista Anna Kournikova, con quien todavía no se decide a pasar por el altar después de 10 años de relación sentimental.

"No, todavía no me he casado. Aunque todos los años los medios de comunicación sacan un cuento sobre eso. Es algo que surge por ciclos, porque el rumor de que me he casado o de que voy a ser padre siempre aparece en la prensa cada cierto tiempo. No entiendo de dónde salen esos rumores o cómo se generan. Es muy curioso", apuntó el artista.A pesar del interés mostrado por los periodistas en relación a su vida privada, Enrique no tiene demasiado tiempo para pensar en otro tema que no sea el de sus obligaciones como estrella del pop, un ámbito profesional que ha relegado a un segundo plano aquellas aficiones que solía cultivar en su tiempo libre."Cuando tengo días o ratos libres, siempre intento practicar deportes acuáticos o disfrutar de un paseo con mis perros. Aunque la realidad es que tengo un calendario repleto de trabajo", revelaba a la edición digital de la revista Cosmopolitan.

FUENTE: SHOWBIZ