Ellen DeGeneres

Showbiz

Aunque a día de hoy el programa de entrevista de la presentadora Ellen DeGeneres es todo un éxito tanto entre el público como entre las celebridades que acuden invitadas a su sofá, en un principio muchos ejecutivos de televisión temían que la humorista lo utilizara como plataforma para persuadir a los espectadores de que abrazaran su mismo estilo de vida, o lo que era lo mismo para ellos, para hacer que se "volvieran homosexual".

Esta preocupación nunca ha dejado de sorprender a la humorista, quien no comprenden por qué a mucha gente le resulta imposible asimilar que su único objetivo es divertir al mundo, nada más. "[Cuando se estrenó 'The Ellen DeGeneres Show'] creo que muchos ejecutivos de televisión pensaron que mi objetivo era, de alguna forma, intentar que el mundo entero se volviera gay. Era algo que a la gente le preocupaba de verdad. Pero nuestro único objetivo es hacer que la gente sea feliz ", explica la presentadora a la revista Parade.

Publicidad

La obsesión de Ellen por conseguir que la gente se ría tiene sin embargo un límite: hacer un humor a costa de los demás- "Es un programa feliz, a propósito. Represento la felicidad para mucha gente... Cuando era niña era muy inocente, muy sensible, todavía lo soy. Nunca he querido hacerle daño a nadie. Quiero que la gente se ría. Nunca he creído que sea divertido reírse de otras personas. Creo que hay suficiente sobre lo que reírse sin necesidad de que sea a expensas de otra persona", afirma.

Publicidad