EEUU Famosos -  9 de agosto 2016 - 13:55hs

Mariah Carey y su prometido pasan vacaciones en yates separados

La cantante Mariah Carey está disfrutando de unas placenteras vacaciones en Italia junto a sus hijos Monroe y Moroccan y su prometido, James Packer, con quien comparte todo menos su yate.

Aunque el millonario australiano posee el séptimo buque privado más grande del mundo, la intérprete prefiere pasar la mayor parte de su tiempo en otra embarcación que cuenta con una tripulación de 16 miembros y un chef privado.

"Es importante tener 'un para él y un para ella' de todo", se justifica la diva de la música en una entrevista al portal Entertainment Tonight.El yate en el que se aloja Mariah cuenta con seis camarotes, dos bares, un gimnasio, una biblioteca y un jacuzzi, una serie de lujos que cuesta mantener unos 340.000 dólares a la semana (307.000 euros), más gastos, con 40.000 dólares (36.000 euros) destinados solo a los gastos de carburante.

"Es genial. Es uno de mis lugares favoritos. Hay un bar en la zona de descanso que me encanta, me gusta mucho la luz de esta habitación, es muy femenina y genial", reconoce. La única conexión entre la embarcación de Mariah y la de su prometido es un pequeño ferry que traslada a la pareja de una embarcación a otra para acudir, por ejemplo, a alguna de las muchas fiestas que James suele celebrar a bordo de su yate.Mariah no es la única que está disfrutando a fondo de su estancia en el mediterráneo. Sus gemelos Monroe y Moroccan, fruto de su fallido matrimonio con Nick Cannon, también se están divirtiendo al máximo en el paradisíaco entorno: "Les encanta nadar, por eso son unos estupendos nadadores".

La relación de Mariah y James no podría estar más consolidada, gracias en gran parte a la capacidad de ambos para respetarse y darse su espacio.

"Es genial, es muy comprensivo. Yo entiendo cuando él tiene que hacer sus cosas, y él me entiende a mí. Si estoy escribiendo una canción a las cuatro de la mañana, no voy a ir a donde esté a ponerle la música a todo volumen. Una vez lo hice y fue muy interesante... Pero bueno, eso ya es contar demasiado", recuerda la intérprete.