Michael Vega ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer sus proyectos. Foto/Demetrio Montenegro

Kathyria Caicedo

Las experiencias buenas o malas sirven como aprendizaje y para muestra un botón: Michael Vega. Él saltó a la fama como humorista, con su creatividad hacía reír a muchos, pero una mala decisión lo llevó a la cárcel.

En enero de 2013, Panamá se sorprendió con la noticia de que el humorista había sido detenido con 26 kilos de cocaína mientras conducía un vehículo con doble fondo. El hecho ocurrió en La Chorrera.

Publicidad

Un año después, Vega fue declarado culpable por el delito contra la seguridad colectiva, relacionado con drogas y, condenado a 72 meses (6 años) de prisión y dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Hace aproximadamente 20 días, Vega fue beneficiado con una medida de libertad vigilada por estudios, que fue otorgada por la jueza de cumplimiento Adelina De Gracia aceptando la solicitud de la defensa basada en el cumplimiento de las dos terceras parte de su condena.

Ahora que está en "libertad", se muestra nuevamente al mundo. A través de una conferencia de prensa, Michael Vega dio a conocer sus nuevos proyectos, entre los que destaca la música. Vega estuvo en La Joya, La Joyita y, por último, en El Renacer. Durante su estancia en El Renacer, tuvo la oportunidad de grabar varios temas y ahora ese será su enfoque, aunado a sus estudios universitarios.

Combined Shape Created with Sketch.

De aquí en adelante, un Michael Vega totalmente renovado

Actualmente, estudia Comunicación Audiovisual. Como parte de sus compromisos con la justicia, Vega debe presentar sus créditos, recibo de matrícula y plan de estudio ante la juez de cumplimiento.

Adicional a la música, Vega también tiene como objetivo utilizar su experiencia para servir como ejemplo a jóvenes en riesgo social. Él quiere "transmitírselo a todas esas personas que están llenas de problemas, chicos que están en peligro de caer en todas estas tentaciones del barrio, de lo malo", dijo.

Su faceta como humorista quedará a un lado, porque él enfocará sus esfuerzos en recuperar el tiempo perdido con su hijo, sus estudios y la música.

Publicidad