EEUU Famosos - 

Edgar Ramírez: "Recreo mi hogar en cualquier lugar al que voy"

Teniendo en cuenta que se ha convertido por derecho propio en uno de los actores más cotizados de la industria cinematográfica, no resulta demasiado sorprendente que Édgar Ramírez ocupe buena parte de su tiempo desplazándose de un sitio a otro para poder cumplir con el sinfín de compromisos que pueblan su agenda de trabajo.

No obstante, a diferencia de otros artistas que acaban sintiéndose algo desubicados al pasar tantas semanas lejos de casa, el intérprete venezolano es capaz de adaptarse con rapidez a las ciudades en las que debe establecerse temporalmente gracias a la experiencia que se deriva de una infancia definida por sus constantes cambios de residencia.

"Una de las cosas más difíciles para el ser humano en general es lidiar con el cambio porque significa desprenderte de tu zona de confort. Creo que haber estado expuesto a tantas culturas me ha permitido de alguna manera recrear mi hogar en cualquier lugar adonde voy. Y me ha ayudado también como actor porque los viajes te dan la oportunidad de reinventarte", explicó a la revista Nexus, antes de reflexionar sobre los orígenes de la mentalidad tan flexible que exhibe ante las nuevas situaciones.

"Mi papá es militar retirado y trabajó en el cuerpo diplomático durante algunos momentos de su carrera. Por esa misma carrera militar me mudaba mucho y cuando hacía algunas misiones diplomáticas también viajábamos mucho. Éramos como unos gitanos. Mi papá agarraba todo el cambalache con nosotros y nunca nos separábamos. Ya cuando estaba en la Universidad, decidí que ya no me quería ir más", aseguró.

Sin embargo, tras terminar sus estudios y darse a conocer ante el gran público con su aparición en una popular telenovela, el artista retomó su espíritu nómada y desde entonces ha tenido la oportunidad de conocer a fondo algunas de las ciudades más emblemáticas del planeta, como Río de Janeiro, Los Ángeles y Nueva York, con las que ha conseguido desarrollar una "conexión emocional" que explica por qué se encuentra tan a gusto en ellas al margen de la duración de su estancia.

"La identidad se construye a partir de las conexiones emocionales, a partir de la experiencia emocional, la forma en que tú te relaciones con los sitios. Es muy curioso porque es una locura la cantidad de tiempo que paso entre Los Ángeles y Nueva York, y de alguna manera me siento local tanto aquí como allá [...] Hay ciudades, como Caracas, Los Ángeles y Río de Janeiro que se ven definidas por la naturaleza. Lo fascinante de Nueva York es esa reinvención constante, justamente por su diversidad permite que mucha gente se sienta cómoda allí", añadió en la misma conversación.

Fue precisamente en la ciudad de los rascacielos, de la que Edgar destaca ante todo su carácter polifacético, donde el actor se consagró recientemente como uno de los mejores embajadores con los que cuenta la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, ya que pronunció un revelador discurso en una conferencia patrocinada por Naciones Unidas sobre las dramáticas consecuencias que, también para el sexo masculino, se derivan del machismo que continúa profundamente arraigado en las sociedades de todo el mundo.

"Estaba muy nervioso porque estaba sentado entre el primer ministro de Canadá [Justin Trudeau], el primer ministro de Japón, el presidente de Finlandia y una cantidad de gente importante de empresas y de instituciones educativas de todo el mundo", admite sobre las sensaciones que le dejó un evento en el que, sin embargo, a él no le tembló el pulso a la hora de denunciar los patrones de comportamiento tan nocivos que el machismo impone a los jóvenes desde temprana edad.

En esta nota: