EEUU Famosos -  3 de abril 2017 - 09:10hs

Matthew Perry rechaza oferta de Justin Trudeau para pelea de revancha

El actor Matthew Perry solo ha tardado dos días en contestar a la propuesta que el uno de abril -el equivalente al Día de los Inocentes en el calendario anglosajón- le lanzaba el actual primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para dirimir a través de un combate cuerpo a cuerpo aquellas diferencias que mantuvieron durante su infancia, una etapa de la que el protagonista de 'Friends' revelaba hace unas semanas que se había visto marcada por una ocasión en la que un amigo y él le propinaron al joven Justin una paliza motivada por los celos que hacia él sentían por sus habilidades deportivas.

"Creo que voy a tener que rechazar la oferta, muy señor mío, sobre todo porque actualmente usted tiene todo un ejército a su disposición", bromeó el artista que interpretó durante toda una década al inolvidable Chandler Bing, una original respuesta que casi supera en ingenio al mensaje que, en tono jocoso, le enviaba previamente el mandatario."He estado pensando mucho sobre el tema, y la verdad es que... ¿Quién no ha soñado con pegar a Chandler alguna vez? ¿Qué te parece si organizamos una pelea de revancha, Matthew Perry?", le dirigía a través de su cuenta oficial de Twitter.

A pesar de que tan sorprendente intercambio de palabras debe entenderse en el marco de la citada festividad y demuestra que el político parece haber olvidado definitivamente aquellos episodios más desagradables de su paso por la educación primaria, lo cierto es que cuando Matthew Perry confesó hace unas semanas en televisión que había llegado a usar la fuerza física contra un entonces "débil" y vulnerable Justin Trudeau con el mero objetivo de humillarle, lo hizo desde el más puro arrepentimiento e intentando que su confesión le ayudara a redimirse de tan oscuro pasado.

"Quiero dejar claro que no estoy alardeando de lo que hice, de hecho me siento terrible por lo que pasó. Yo era un chico estúpido y la verdad es que no tenía por qué haberle pegado. Pero creo que en el fondo este tipo de episodios le sirvieron para perseguir sus objetivos con mayor determinación y apuntar tan alto, hasta el punto de convertirse en primer ministro", expresaba en el programa de televisión de Jimmy Kimmel, antes de reconocer que no había tenido el valor todavía de disculparse personalmente ante el ahora atractivo y reputado político: "No, estoy demasiado abochornado por lo que hice. Prefiero no volver a pensar en ello".

"Creo que era porque a él se le daba muy bien un deporte en el que nosotros no éramos precisamente buenos. Sé que fue por pura envidia, estábamos celosos de él y decidimos pegarle. En ese momento su padre [Pierre Trudeau] era primer ministro, pero no la tomamos con él por eso. La verdad es que era el único chico más débil que nosotros en la escuela y por eso lo hicimos", explicaba en la misma conversación para aclarar las circunstancias que les llevaron a él y a su amigo a volcar toda su frustración contra Justin Trudeau.

FUENTE: BANG showbiz