EEUU Famosos -  4 de abril 2017 - 09:29hs

Alec Baldwin asegura que los insultos que dedicó a su hija lo han marcado

Aunque en la actualidad Alec Baldwin vuelve a gozar de una gran popularidad gracias a sus desternillantes imitaciones del presidente Donald Trump en el programa 'Saturday Night Live' y de la estabilidad de la que disfruta en el plano personal, gracias a su idílico matrimonio con la española Hilaria Thomas, el actor sabe perfectamente qué se siente al tocar fondo y, sobre todo, hacerlo a ojos de la opinión pública.

En 2007, en pleno proceso de divorcio de su exmujer Kim Basinger, se filtró a la prensa un mensaje de voz del intérprete a su hija Ireland, que entonces tenía tan solo 11 años, en el que la llamaba 'una cerda maleducada y descerebrada' después de que la niña no respondiera a una de sus llamadas telefónicas fijadas de antemano.La repercusión de la publicación de dicha grabación llevó a la estrella a recurrir a ayuda psicológica tras plantearse incluso quitarse la vida, pero tal y como recuerda ahora Baldwin, lo más doloroso fue saber que ese momento marcó a su pequeña de por vida.

"Es algo que te echan en cara todos los días. Como menciono en el libro, hay gente que me reprende y ataca, y lo utilizan como una herramienta para humillarme. Es una herida que nunca llega a curarse porque la gente lo recuerda todo el rato. A mi hija, eso le hizo daño de forma permanente", ha confesado en una entrevista al programa matutino 'Good Morning America' con motivo de la publicación de sus memorias, tituladas 'Nevertheless'A pesar de haber protagonizado más de un escándalo relacionado con su irascible carácter, el veterano actor se siente a día de hoy un tipo afortunado, especialmente tras haber encontrado de nuevo el amor a una edad tardía junto a su mujer Hilaria y al compartir con ella tres retoños: Carmen (3 años), Rafael (21 meses) y Leonardo (6 meses).

"En esta industria, tienes que ser una persona con suerte, y yo he sido afortunado hasta cierto punto. Soy afortunado en mi vida personal, y me alegro de serlo más en mi vida personal que en la profesional. Si tuviese que escoger, me quedaría con eso", se ha sincerado en la misma conversación. Por su parte, su hija Ireland -ahora una cotizada modelo de 21 años y una estrella de las redes sociales- parece haber conseguido dejar atrás aquel desagradable recuerdo de su infancia y ha llegado incluso a bromear al respecto, publicando hace dos años en su cuenta de Instagram una fotografía junto a su padre en la que ambos aparecieran leyendo un libro sobre cerditos, junto a un divertido mensaje.

"Si fuese una cerdita... sería una maleducada y descerebrada, ¡por supuesto!", rezaba el mensaje con el que la maniquí enterraba la polémica.

FUENTE: Showbiz