Las abejas de los jardines de Clarence House en la foto compartida por su perfil de (c) Twitter

Showbiz

Las puertas de la residencia londinense del príncipe Carlos y su esposa la duquesa Camilla estarán abiertas al público a lo largo de todo el mes de agosto para que recorran las principales estancias de la planta principal, decoradas con los mismos muebles y obras de arte que en los tiempos de la Reina Madre, una de las ilustres habitantes del palacio.

Pero el hijo de Isabel II ha querido hacer una recomendación especial a todos los interesados, aconsejándoles que se tomen su tiempo para visitar los jardines y apreciar las 90.000 abejas que viven en sus terrenos.

Publicidad

"Si visitas Clarence House durante la apertura veraniega este mes, puede que veas las colmenas en los jardines de la residencia real. El jardín de Clarence House contiene dos colmenas, que son el hogar de 90.000 abejas. Y cada año producen unos 18 kilos de miel", explica el perfil oficial de Twitter del palacio.

El príncipe Carlos siempre ha sido un gran aficionado a la apicultura, hasta el punto de que en los jardines que él mismo diseñó para su casa de campo Highgrove House, su hogar fuera de la capital situada en el condado de Gloucester, ha establecido una granja orgánica en la que también cuenta con varios panales cuya miel sí se venda al público en la página web oficial de la residencia por 6,50 libras el bote.

Esta miel se elabora en pequeñas cantidades siguiendo métodos tradicionales y se distingue por su característico sabor floral gracias al polen recogido por las abejas en los setos y las orquídeas de la propiedad.

Publicidad