Kiko Rivera e Isabel Pantoja, en la imagen que compartió el DJ para anunciar su paternidad (c) Instagram

Showbiz

Aunque ha preferido no dar nombres y hacer extensiva su crítica a todos aquellos que todavía no se han molestado en visitarle o, al menos, felicitarle por su reciente paternidad junto a Irene Rosales -la pareja recibió el lunes a su segunda hija en común, Carlota-, es más que probable que el DJ Kiko Rivera se estuviera refiriendo, entre otros, a su hermana Isa Pantoja cuando ayer miércoles decidió publicar en su perfil de Instagram un mensaje lleno de decepción y con un punto de resentimiento.

"El mensaje no va por nadie en concreto. A veces una llamada es suficiente...Repito, no va por nadie en concreto", reza el críptico comentario que dejó en la sección Stories de la mencionada plataforma para asegurarse de que desaparecía en solo unas horas.

Publicidad

Pese a la falta de concreción y a la cautela con la que ha querido volcar su indignación en la esfera virtual, la polémica parece estar ya servida y la sombra de la fractura familiar vuelve a planear otra vez sobre el clan Rivera Pantoja, ya que tanto los internautas como los medios de comunicación ya han iniciado sus pesquisas sobre la identidad del principal destinatario de los reproches de Kiko, que bien podría ser la anteriormente conocida como Chabelita habida cuenta de que sería el único miembro de la familia que no habría pasado por el hospital teniendo la posibilidad de hacerlo.

Preguntada esta misma mañana sobre el estado actual de las relaciones entre su hija y ella, y entre esta y su hermano mayor, Isabel Pantoja se ha limitado a contestar con un lacónico: "Adoro a mi hija por encima del bien y del mal", dejando patente al mismo tiempo que el amor maternal no entiende de conflictos y, mucho menos, del evidente distanciamiento que existe entre las dos partes.

Por su parte, y quizá plenamente consciente ya de la polvareda que habían levantado sus declaraciones en la esfera virtual, el primogénito de la tonadillera, padre ya de tres hijos -Francisco, fruto de su extinta relación con Jessica Bueno, así como Ana y Carlota, de su actual matrimonio con Irene- ha querido zanjar definitivamente el asunto pidiendo respeto por su intimidad familiar."La gente feliz no habla mal de los demás. Que tengan una tarde maravillosa", ha asegurado en la misma red social.

Publicidad