Imagen compartida por Irene Rosales en su perfil de (c) Instagram

Showbiz

Teniendo en cuenta que han pasado escasas semanas desde que dieran la bienvenida al mundo a su pequeña Carlota -su segunda hija en común y el tercer retoño de él- resulta comprensible que la pareja formada por Kiko Rivera e Irene Rosales haya querido aprovechar el primer hueco libre que ha encontrado en la agenda para desconectar por unas horas de sus muchas obligaciones paternales y cultivar a fondo su envidiable historia de amor.

Eso explica que los dos enamorados hayan aprovechado el Día de Andalucía que se celebra este miércoles, así como la noche anterior, para disfrutar de una agradable estancia en uno de los hoteles más lujosos de Sevilla, en el que han tenido la oportunidad de degustar una exquisita cena regada con champán y, varias horas más tarde, despertarse en una confortable cama sin depender para ello de alarmas.

Publicidad

"Disfrutando de ti", reza uno de los entrañables mensajes que Irene ha dejado en su perfil de Instagram junto a varias imágenes de los sofisticados platos que pudieron degustar durante la cena. "Cuando tus labios besan mi piel", escribió esta misma mañana, sacando a relucir su lado más romántico, para describir una artística instantánea en blanco y negro que la retrata desnuda sobre la cama y cubierta únicamente por una sábana.

Por su parte, el hijo de la tonadillera Isabel Pantoja tampoco ha dejado pasar la ocasión de presumir ante sus miles de seguidores de los evidentes progresos que ha venido haciendo en el plano del ejercicio físico, recurriendo al espejo del cuarto de baño de su habitación para posar ante ellos semidesnudo al tiempo que felicitaba a sus paisanos por el día de su comunidad autónoma."Cree en ti. No dejes que te digan que no puedes. ¡Feliz día de Andalucía!", le ha dirigido a sus fans para contagiarles con su optimismo y determinación.

Publicidad