Meghan Markle en Edimburgo

AFP

El vestido que lucirá Meghan Markle el sábado en su boda con el príncipe Enrique de Inglaterra es uno los secretos mejor guardados del Reino Unido.

¿Será blanco? ¿De encaje o satén? ¿De un diseñador británico o extranjero?

Publicidad

Los aficionados a la moda tendrán que esperar hasta el mismo momento de la boda para descubrir la respuesta.

Siete años atrás, el vestido de novia de Kate Middleton para su boda con el príncipe Guillermo, el hermano de Enrique, ya despertó un gran interés en todo el mundo.

La duquesa de Cambridge eligió un modelo blanco y marfil de satén con mangas de encaje, diseñado por Sarah Burton y fabricado en los talleres de Alexander McQueen, una creación 100% británica.

La estadounidense Markle también podría haber optado por un creador del reino de Su Majestad, para halagar a la opinión pública y promocionar a la industria de la moda británica.

Desde hace meses, el mundo de la moda es un hervidero de rumores sobre el nombre del diseñador: entre los más citados están Burberry, Ralph&Russo (creador del vestido que llevaba para las fotos oficiales del compromiso), Stella McCartney, Erdem, Alexander McQueen, Antonio Berardi o Roland Mouret.

Este último, preguntado sobre ello durante la Semana de la Moda de Londres, en febrero, declinó comentar.

"No responderé", dijo a la AFP el diseñador francés establecido en Londres, conocido por sus vestidos esculturales, elegantes y sensuales.

"Es una amiga y el gran regalo que les puedo hacer a mis amigos es respetar su privacidad", añadió.

Gran aficionada a la moda, Meghan Markle describió en la revista Glamour en 2016 su atuendo ideal para el gran día: "Personalmente, prefiero los vestidos de novia extravagantes o sutilmente románticos".