EEUU Famosos -  31 de julio 2018 - 11:30hs

Keith Urban habla de su rehabilitación como "un acto de amor" de Nicole Kidman

La pareja formada por la oscarizada Nicole Kidman y su no menos exitoso marido, el cantante de música country Keith Urban, puede presumir estos días de ser uno de los matrimonios más idílicos de la crónica social, como demuestran el sinfín de halagos que se dedican el uno al otro en sus entrevistas y los gestos de amor que comparten en las galas de premios a las que acuden juntos.

Y precisamente debido al período de estabilidad y felicidad que viven los dos artistas -padres de las pequeñas Sunday (10) y Faith (7)-, el intérprete no ha tenido reparo en echar la vista atrás para rememorar uno de los episodios más dramáticos de su ahora inmejorable vida en común: el que le llevó a pasar por rehabilitación poco después de su boda, en el año 2006, por iniciativa de su propia esposa.

"Fue mi mujer la que inició la 'intervención' que me llevó a entrar otra vez en rehabilitación. Fue un acto de amor por su parte", ha confesado Keith en una sincera conversación con el periodista australiano Andrew Denton, emitida en el programa de televisión 'Interview'. "Fue ella la que me hizo despertar. Suelo decir que nací para estar con ella y es así como me siento. Y por primera vez en mi vida, pude desprenderme por completo de los demonios de mi adicción", ha añadido emocionado.

El reputado músico no solo ha reflexionado con total naturalidad sobre las dificultades que atravesó para combatir su alcoholismo antes de la "milagrosa" entrada en escena de la mujer más importante de su vida, sino que también ha atribuido los orígenes de su problema a la pesada carga que heredó de su progenitor durante una infancia marcada por los conflictos domésticos.

"Yo mismo provoqué una explosión en medio de un matrimonio que acababa de empezar. Y afortunadamente nuestro matrimonio sobrevivió, pero fue un milagro que lo hiciera", ha reconocido en la misma conversación para, a continuación, retrotraerse aún más en el tiempo y recordar sus duros años de niñez."Mi padre era un alcohólico y yo me crié en un entorno familiar que se vio afectado por esa situación, de la cual era imposible escapar", ha aseverado.