EEUU Famosos -  27 de septiembre 2018 - 10:39hs

Tiffany Haddish desearía que su cuenta bancaria "reflejara" su estatus de estrella

Echando mano una vez más de su afilado sentido del humor, su capacidad para dejar impactados a todos los que la escuchan y, ante todo, de esa actitud con la que parece no tomarse demasiado en serio a sí misma, la actriz Tiffany Haddish -una de las figuras más relevantes del momento en el mundo de la comedia- ha querido dejar patente que todavía no se considera una "estrella" del espectáculo, entre otras cosas, porque su cuenta bancaria no "refleja" aún esa privilegiada posición.

"No me considero una estrella, aunque mucha gente me diga que lo soy. Lo que te puedo decir es que mi cuenta bancaria no refleja eso y que a mi familia todavía no le ha llegado el aviso. Para ellos soy una chica normal y corriente", ha asegurado con su naturalidad habitual en conversación con el diario británico Metro.Lo cierto es que a la intérprete y monologuista, elegida por la prestigiosa revista Time como una de las 100 personalidades más influyentes de la cultura popular estadounidense, le está costando sobremanera asimilar su creciente y notable popularidad al margen de que todos los días reciba señales inequívocas de que ha dejado definitivamente de pertenecer al colectivo del común de los mortales

."No sé, no me siento muy identificada con la percepción que algunos tienen de mí. El otro día fui a comprar a una tienda y noté que una mujer me estaba siguiendo a todas partes. Luego gritó y me dijo: 'Eres tú de verdad'. Y tuve que contestarla: '¡Hey, cálmese un poco, señora! Soy una persona normal, hago caca igual que usted", ha bromeado en la misma conversación.

Por otro lado, hay determinados aspectos de su día a día que, desgraciadamente, no han cambiado demasiado desde su conversión en celebridad y en flamante receptora de premios tan cotizados como el Emmy. Y es que Tiffany, de 38 años, sigue sin contar con demasiado tiempo libre para dedicarse en cuerpo y alma a trabajar en su futuro sentimental.

"Qué va, mi vida amorosa sigue siendo inexistente. Quiero decir, los hombres necesitan demasiada atención y yo nunca he tenido demasiado tiempo para eso. La verdad es que tampoco me ha dado por tratar de sacar tiempo para ello. Luego me resulta muy divertido leer supuestas noticias que dicen que estoy con este o que me han visto con el otro. No sé ni cómo se llaman esos tipos y desde luego no tengo sus números de teléfonos", ha aseverado.