Gigi Hadid

Showbiz

La modelo Gigi Hadid (23) se ha pronunciado en numerosas ocasiones sobre algunos de los aspectos más sorprendentes de su ámbito más íntimo y -lo que sin duda suscita un gran interés- sobre los entresijos de su vida en común junto al cantante Zayn Malik cada vez que se sienta a conversar con algunas de las revistas más notorias del mundo de la moda.

Sin embargo, hasta ahora la estrella de las pasarelas se había resistido a hablar abiertamente sobre la única "fobia" que es capaz de sacarle de sus casillas en el marco de su fascinante y ajetreado día a día, una manía de la que probablemente su afamado novio tomó buena nota antes de que ambos se mudaran al lujoso apartamento neoyorquino que comparten a día de hoy."No tengo demasiadas fobias.

Publicidad

Quiero decir, no me asustan las arañas, las alturas ni los payasos. Creo que lo único que me irrita profundamente es salir de la ducha y encontrarme la tapa del retrete levantada. No sé, si estoy mojada y veo que también hay agua en el váter... Simplemente no puedo ducharme si puedo ver su interior", ha reconocido Gigi en conversación con la revista W.

"Estoy segura de que a partir de ahora a ti te va a ocurrir lo mismo. Te vas a sentir incómoda si te estás duchando y sabes que la tapa del retrete está subida", le ha dirigido a su interlocutora para reafirmarse en lo comprensible y racional de las sensaciones que experimenta al respecto.

Otro de los temas ligados a su complejo mundo interior que ha querido abordar en la entrevista hace referencia al rumbo profesional que tratará de tomar cuando ponga fin a su exitosa trayectoria como maniquí, uno que, en el caso de materializarse, le llevará a seguir los mismos pasos que ciertos personajes de sus películas y series de televisión favoritas.

"En las películas y series de intriga siempre acabo adivinando quién es el asesino. Estudié psicología criminal en la universidad y todo el mundo sabe que mis programas favoritos son aquellos en los que hay que resolver misterios y puzles de corte psicológico, normalmente relacionados con algún asesinato", ha revelado justo antes de señalar que la posibilidad de convertirse en agente de policía no se encuentra entre sus planes.

"Policía no creo, pero sí una investigadora experta en criminología. Me gustaría hacer eso porque no sueles ver modelos que acaben dedicándose a resolver crímenes", ha bromeado.

Publicidad