Ellie Goulding con su novio y futuro marido Caspar Jopling

Showbiz

A principios del pasado mes de agosto Ellie Goulding dejó de lado la política de discreción absoluta que había venido siguiendo desde que en 2016 se tomara un descanso profesional y se retirara de la vida pública para revelar, a través del Instagram de su chico Caspar Jopling, eso sí, que él le había pedido que se convirtiera en su esposa tras poco más de un año de relación.

A ese primer anuncio le siguió otro mucho más formal en la popular sección de futuros matrimonios del diario The Times y un breve tuit de la cantante agradeciendo los mensajes de cariño y enhorabuena que habían recibido, pero desde entonces había preferido volver a guardar silencio, de modo que la fecha y el lugar del enlace eran todo un misterio.

Publicidad

La estrella de la música no se ha animado a revelar aún detalles sobre su gran día, pero sí ha compartido la bonita historia de la joya que su futuro marido eligió para plantearle la gran pregunta y que guarda un significado muy especial."Es un anillo vintage, tiene más de cien años, lo cual me parece fascinante. Me encanta que tenga un pasado", ha explicado en una entrevista al periódico The Sun.La pedida de matrimonio llegó como toda una sorpresa y al mismo tiempo como algo esperado: aunque la artista no estaba al corriente de lo que Casper planeaba el día en que le hizo la gran pregunta, sí había comentado con él en un montón de ocasiones sus planes de futuro y la posibilidad de pasar por el altar.

"Habíamos hablado de esa posibilidad porque nos entendimos ridículamente bien desde el primer día y no queríamos pasar ni un segundo separados. Pero no, no sabía nada. No me lo esperaba, a pesar de que Caspar ya tenía el anillo desde hacía tiempo", ha afirmado acerca del nuevo paso que darán en su bonita historia de amor y que, para ella, ha surgido como lo más natural del mundo.

"Supongo que en el fondo nosotros ya lo sabíamos. Alguna gente todavía se sorprende y nos dice que no hemos estado juntos suficiente tiempo, pero siempre habíamos tenido claro que nos casaríamos".

Publicidad