Kevin Hart

Showbiz

Desde que Kevin Hart anunciara el pasado diciembre su decisión de no presentar los Óscar debido a la indignación que generó la salida a la luz de unos tuits y chistes de tintes homófobos que había realizado diez años atrás, el puesto de maestro de ceremonias de la noche más importante del cine seguía vacante y puede que la Academia no necesite buscarle un sustituto.

El actor y humorista ha acudido al programa de Ellen DeGeneres para conceder su primera entrevista tras la polémica durante la que ha recalcado una vez más que su último deseo sería distraer la atención de los verdaderos protagonistas de la velada, y que esa fue la verdadera razón de que optara por renunciar a un trabajo tan codiciado como temido, no que creyera que no pudiera o mereciera hacerlo.

Publicidad

"He evolucionado, ahora soy un hombre adulto, más culto. Comprendo el dolor que provocan esas palabras ofensivas y cómo duelen. Comprendo por qué molestan a la gente, y por eso tomé la decisión de no seguir usándolas. Ya no hago bromas así, porque está mal", ha recordado.Los últimos rumores acerca de los planes de cara a la ceremonia de los Óscar aseguraban que sus organizadores aún no habrían descartado al intérprete como presentador y su conversación con la legendaria monologuista -que resulta ser uno de los miembros más poderosos del colectivo LGBTQ+ en el mundo del entretenimiento- apunta en esa misma dirección.

DeGeneres no dudó en darle su bendición para ocupar un rol que ella misma ha desempeñado con éxito en el pasado y recordarle que solo los 'haters' ganarían si él renunciaba a su sueño, además de asegurarle que desde la Academia estarían encantados de olvidar lo ocurrido.

"Ellos me dijeron: 'Dios mío, claro que queremos que sea el presentador. Nos parece que nos malinterpretó o que la situación no se manejó de la manera adecuada o a lo mejor él dijo algo equivocado, pero queremos que lo haga, estaríamos encantados'", le ha asegurado la presentadora acerca de la charla que ella mantuvo con los responsables de los galardones cuando se puso en contacto con ellos para preguntarles qué había sucedido con Hart.

Por su parte, el actor -que sostiene que desde los Óscar le dieron un ultimátum: disculparse o no presentar la gala- ha preferido no posicionarse en modo alguno y únicamente se ha comprometido a 'reflexionar' acerca de los consejos que le ha ofrecido su amiga.

"Me has dado mucho en qué pensar, has dicho algunas cosas maravillosas. Sé en qué punto se encuentra nuestra relación, así que te prometo que evaluaré lo que hemos hablamos. Esta era una conversación que necesitaba tener. Déjame que reflexione, que me siente a pensar de verdad y cuando lo haga hablaré contigo antes que con cualquier otra persona", le ha prometido.

Publicidad